El contexto social y laboral actual exige que los profesionales que deseen tener éxito reúnan ciertas características que los ayude a destacar entre el resto, por lo que las habilidades gerenciales se han vuelto primordiales para todos aquellos que aspiran a ascender o dirigir una organización.

Como alto directivo de cualquier sector, es necesario manejar de forma estratégica y equilibrada cada uno de los conocimientos teóricos y técnicos que permitan dirigir de manera asertiva a un equipo, y que lleve a la organización hacia un estado de productividad que le permita ser rentable.

Es muy importante hablar de los tipos de habilidades con los que debe contar un gerente exitoso, que son pilares fundamentales para lograr resultados positivos en los diferentes niveles de una organización, por lo cual te invitamos a continuar leyendo para que conozcas cada una de ellas.

 

 

También te interesa leer: ¿Por qué es importante desarrollar habilidades directivas?

 

 

Las habilidades gerenciales son puntuales y fundamentales

Cada una de las habilidades con las que un buen gerente debe contar deben incluir los aspectos interpersonales, sociales, de comunicación y liderazgo, que permitirán gestionar el trabajo de forma correcta y de esta manera desarrollarse como un líder de alto nivel.

Entre las habilidades más importantes de un buen gerente se encuentran las siguientes:

Habilidades técnicas

Se refiere al dominio de todas las herramientas y conocimientos referentes al área profesional que se desempeña, y que permitan dirigir, enseñar y supervisar cada aspecto de los procesos productivos de un área u organización.

Esta es una de las principales características con las que un gerente debe contar, ya que es necesaria para saber como dirigir y gestionar la producción y el flujo de trabajo dentro de una organización.

Habilidades de comunicación

Un buen líder debe saber cómo comunicarse de forma asertiva para que la transmisión de la información sea directa, específica, concreta y honesta, de esta manera cada integrante del equipo conocerá lo que se necesita y se espera de cada uno.

Tu comunicación debe ser cálida, respetuosa y oportuna para que tus colaboradores sientan que en verdad valoras su trabajo y que pueden confiar en su líder.

Por otro lado, estas habilidades también te serán útiles para crear relaciones de tipo comercial o estratégicas, que te ayudarán a negociar o ampliar tu círculo profesional y, de esta manera, dirigir correctamente a una organización.

Habilidades conceptuales

Éstas son muy importantes para comprender y asumir responsabilidades, así como para formular ideas y estrategias que permitan resolver los problemas, obstáculos y retos que se presenten dentro de una organización o un equipo de trabajo.

Estas habilidades permiten tener un pensamiento visionario, que ayude a planificar, asignar, delegar y gestionar una estrategia y el flujo de trabajo, que deja entrever la creatividad, capacidad de adaptación e innovación de un líder.

 

 

Encontrarás interesante leer: 4 razones para estudiar un posgrado

 

 

Todas las habilidades son igual de importantes

La realidad es que cada habilidad es el complemento de otra, que en conjunto construyen el perfil ideal de un buen gerente, que logre dirigir y gestionar el trabajo en equipo de forma efectiva, para obtener resultados redituables para una organización.

Existen programas académicos que te ayudarán a desarrollar estas habilidades, enfocadas a fortalecer tu perfil profesional, tal es el caso de la maestría en Habilidades Directivas que ofrece UNEA, donde podrás aprender las mejores prácticas que impulsarán tu desarrollo profesional.

Ahora que sabes más acerca de la importancia de contar con habilidades gerenciales para ascender hacia puestos de alto nivel en una organización, toma la decisión de desarrollarlas de la mano de los profesionales para que tengas éxito dentro del campo laboral.

Escríbenos por WhatsApp, donde resolveremos todas tus dudas acerca de esta oferta académica y muchas más.