Existen diferentes carreras universitarias que resultan de gran ayuda para la sociedad y el mundo en general, una de éstas es la licenciatura en Derecho.

Si quieres adquirir conocimientos, técnicas y metodologías que, además de impulsar tu crecimiento profesional y de dotarte de una gran cantidad de oportunidades, te permitan brindar apoyo a otras personas, ¡esta alternativa académica es ideal para ti!

Gracias a la formación que brinda el programa académico de los abogados, estarás capacitado para resolver las problemáticas legales que surgen en la sociedad.

Además, podrás poner tus habilidades profesionales a la orden para la defensa de la verdad, la justicia y el bienestar de tu comunidad.

Si te llama la atención la carrera de Derecho y quieres saber, de manera específica, cómo podrás contribuir al mundo después de que te gradúes, ¡no dejes de leer este artículo!

A continuación, te mencionaremos 8 formas de aportar a las diferentes comunidades y grupos sociales de tu entorno e, incluso, al planeta, a través de esta apasionante licenciatura.

1. Apoya a organizaciones defensoras de los derechos humanos

Si obtienes el título profesional en Derecho, podrás convertirte en un defensor de causas sociales.

De hecho, los conocimientos que adquirirás en esta carrera te permitirán ser una persona muy valiosa para diferentes organizaciones dedicadas a promover que los derechos de los diferentes miembros de una sociedad se cumplan.

Esto se debe a que un buen programa de estudios de la licenciatura en Derecho, además de estar avalado por la Secretaría de Educación Pública (SEP), se caracteriza por contemplar los Derechos Humanos como una de sus cátedras específicas.

En esta materia, conocerás las diferentes libertades y capacidades que toda persona debe ejercer y disfrutar, como:

  • Vida y seguridad.
  • Igualdad ante la ley.
  • Reconocimiento de la personalidad jurídica.
  • Nacionalidad.
  • Libertad de pensamiento, conciencia y religión.

Aunque estos principios son aceptados mundialmente, ya que forman parte de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, realizada el 10 de diciembre de 1948 en París, Francia, durante una Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), todas las naciones tienen leyes específicas para defenderlos.

Gracias a la carrera de Derecho, aprenderás cuáles son estas normativas y cómo se pueden interpretar en diferentes contextos, algo que te permitirá servir como asesor de los diferentes casos que apoyan las organizaciones que promueven el bienestar de las personas.

Por ejemplo, si en algún momento consideras que el Estado violenta los derechos de algún individuo o grupo social, tendrás las competencias para acudir ante organismos nacionales e internacionales para realizar una denuncia sustentada en principios legales y con argumentos claros.

Incluso, en este tipo de organizaciones podrás formar parte de grupos de investigación que se encargan de analizar y evaluar qué tanto se cumplen los derechos humanos en una determinada región o país.

2. Defiende causas ambientales

Sin duda, las empresas e industrias son fundamentales para los países., puesto que gracias a ellas se puede alcanzar desarrollo económico, productividad y prosperidad.

Sin embargo, en algunos casos puntuales los procesos de fábricas y otros grandes negocios resulta perjudicial para los seres humanos, ya que atenta contra el medio en el que habitan.

De hecho, desde principios del siglo XX se han documentado una serie de casos de compañías que debido a los gases que emiten y sus operaciones en general, han aumentado la contaminación en el aire y el mar y han afectado el subsuelo.

Aunque no optes por estudiar Ingeniería Industrial o cualquier otra carrera dedicada a comprender y estudiar los procesos operativos de las empresas, si cursas Derecho también aprenderás qué prácticas de las industrias atentan contra la naturaleza, ya que muchas de ellas están prohibidas de acuerdo a normativas constitucionales y regulaciones comerciales.

Por esa razón, al conocer sobre estas leyes y los mecanismos para presentarlas como sustento de una denuncia, podrás brindar una mano amiga a organizaciones o grupos particulares que defiendan los derechos ambientales.

Incluso, más allá de aplicar lo que aprendiste durante la carrera para un caso en particular, tendrás la capacidad de proponer normativas y regulaciones ambientales que creas oportunas ante autoridades de tu nación, como congresos, asambleas o parlamentos del Poder Legislativo.

Si tienes un especial interés en esta área, debes prestarle atención a los objetivos de estudio relacionados al Derecho Ambiental.

Incluso, luego de que te gradúes puedes optar por realizar algún posgrado relacionado a esta subdisciplina, que agrupa un conjunto de normas jurídicas que regula las conductas del ser humano, tanto de forma individual como colectiva, que pueden influir e impactar negativamente en el medio ambiente y los organismos vivos.

Si amas a la naturaleza, esta área de especialización puede resultar tu verdadera pasión.

3. Ayuda a víctimas de violencia de género

Si decides convertirte en abogado, en el camino hacia obtener tu título universitario te encontrarás con un plan educativo muy completo y apasionante que te permitirá tener un impacto positivo en la vida de muchas personas.

Y es que, por ejemplo, tus profesores te instruirán sobre las diferentes leyes que regulan a la sociedad.

Gracias a este tipo de conocimientos, podrás defender a personas que hayan sido víctimas de abusos dentro del círculo familiar, laboral, entre otros, como la violencia de género, por ejemplo.

Debes saber que al hablar de este tipo de violencia nos referimos a uno de los grandes males que afectan a la sociedad contemporánea, por lo cual los profesionales comprometidos con erradicarla resultan muy valiosos.

Según estimaciones de la ONU, alrededor del 35% de las mujeres del mundo han sido víctimas de esta clase de maltratos.

En México, el panorama es incluso peor que la tendencia global. De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la nación ocupa el 14° lugar en el listado de los países con más prevalencia de violencia contra las mujeres.

Al lograr que se haga justicia en múltiples casos de violencia de género por medio del bueno manejo de las leyes, se podrán concretar precedentes y lograr que este tipo de abusos sean cada vez menos frecuentes.

Por ese motivo, los licenciados en Derecho son profesionales de gran relevancia en la batalla contra este problema.

Lógicamente, estos especialistas no son los únicos que pueden brindar apoyo a las víctimas de la violencia de género.

Por otro lado, la ayuda de los psicólogos también es fundamental para que las afectadas pueden aprender a rehacer su vida y superar los problemas emocionales que surgen a raíz de esta clase de abusos, que lamentablemente se presentan diariamente en nuestro entorno.

4. Haz valer las normativas de protección para niños y adolescentes

Como hemos mencionado en este artículo, una de las bondades de la licenciatura en Derecho es que forma profesionales capaces de servir y ayudar a seres humanos que son vulnerables por distintos motivos.

Por esa razón, al cursar esta carrera también podrás comprometerte con causas que defiendan los derechos de los menores de edad.

Al estudiar Derecho, uno de los textos que leerás, interiorizarás y aprenderás es la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, la cual entró en vigor en el país hace 4 años.

Conocer este conjunto de normativas es el primer paso para que puedas brindar apoyo a menores que hayan sido víctimas de abusos o no gocen de los beneficios que el Estado debería ofrecerles.

Sumado a esto, es necesario que desarrolles vocación de servicio, empatía e inteligencia emocional para que puedas brindar un apoyo integral a quienes acudan en busca de tu ayuda.

Además, durante la carrera sabrás cuáles son las instituciones ante las que se debe documentar esta problemática y cómo es el mecanismo ideal para hacerlo.

En México, una de las organizaciones comprometidas con la protección de los menores de edad es el Fondo de las Naciones Unidas Para la Infancia, mejor conocida como Unicef.

Esta dependencia de la ONU, que trabaja en la nación desde hace 62 años, tiene como objetivo principal promover los derechos y el bienestar de los niños a nivel mundial.

También, para denunciar casos de abuso infantil podrás acudir al Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y, por supuesto, a tribunales competentes.

En el caso del DIF, aunque se trata de un organismo que tiene diversos objetivos, una de sus prioridades es proteger a los menores de edad que residen en el país. De hecho, cuenta con casas hogar para huérfanos en diferentes regiones de la república mexicana.

Asimismo, si quieres influir en la defensa de niños a través de tu profesión, puedes apoyar legalmente a fundaciones dedicadas a esta área, como Camino a Casa, Infancia Común y Save The Children, entre muchas otras.

Debes saber que en estas organizaciones, la importancia del nutriólogo también es significativa, ya que evalúa a niños que podrían estar en situación de hambre y, en consecuencia, desnutrición.

Por otro lado los psicólogos, al prestar apoyo a menores que arrastran problemas emocionales, también son valiosos en las fundaciones orientadas a la protección infantil.

5. Educa sobre la ética y los valores profesionales

La ética y el Derecho tienen una estrecha relación. Sin duda, un buen abogado debe complementar sus conocimientos con sentido moral.

Por eso, los egresados en esta carrera están capacitados para dictar materias universitarias relacionadas al debido proceder de los profesionales.

Al graduarte, podrás enseñarles a los estudiantes los códigos morales y normativas que deberán seguir para ejercer sus profesiones de la manera correcta.

Lógicamente, también podrás dedicarte a impartir diferentes cátedras en la facultad de Derecho.

Como hemos mencionado en estas líneas, los abogados son profesionistas de gran valor para las sociedades y el mundo, así que formar a muchos de ellos resultará una actividad positiva para tu entorno.

Puntualmente, desempeñarse como profesor de Derecho es una labor muy importante en México, ya que esta licenciatura es una de las más demandadas por los estudiantes del país.

Según estadísticas del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), para el primer trimestre de 2017 existían 668,524 alumnos que buscaban convertirse en abogados, lo que posicionaba al Derecho como la tercera opción académica con una mayor matrícula en la nación.

La popularidad de esta carrera no es una cuestión reciente. Desde hace varias décadas es una de las alternativas educativas preferidas por las personas interesadas en la educación superior.

Por esa razón, no es casualidad que, según la institución antes mencionada, resulte la tercera licenciatura con mayor cantidad de profesionales en el país, con 943,964.

¡Ya sabes! Si quieres servir de guía para los miles de jóvenes que apuestan por esta atractiva carrera, puedes desempeñarte como profesor luego de que obtengas el título.

Eso sí, no sólo podrás aportar al hablarle sobre ética, valores y moral a los estudiantes universitarios.

Al cursar Derecho, también adquirirás los conocimientos y habilidades comunicativas necesarias para redactar obras que sirvan para concientizar a la sociedad sobre las leyes y el debido proceder.

Como ves, la carrera de Derecho ofrece distintas alternativas laborales, por lo que nunca deberás preocuparte por la falta de oportunidades o por la monotonía. De hecho, cada día te enfrentarás a nuevos retos.

6. Brinda asesorías a personas cercanas

Para cambiar y mejorar el mundo, no sólo es necesario involucrarse con grandes causas que sean de interés para millones de personas.

Aunque eso es muy valioso, también puedes contribuir con la sociedad si ayudas a aquellas personas con las que convives o compartes frecuentemente.

Por ejemplo, en el caso de los abogados, estos profesionales tienen la posibilidad de brindar asesorías a personas cercanas acerca de los diversos dilemas legales que eventualmente enfrentan.

Aunque este tipo de apoyo parezca básico, tus allegados lo sabrán apreciar.

Y es que hay muchos momentos en que la mano amiga de un abogado es necesaria. A continuación, te mencionaremos 4 de ellos.

I. Compra o venta de bienes de valor

Los bienes de valor, como los vehículos y los inmuebles, deben estar respaldados por documentos legales y de propiedad que sirvan como aval para los dueños.

Por eso, en procesos de compra o venta de este tipo, el apoyo de un abogado es importante, ya que estos profesionales están capacitados para redactar cláusulas legales que sean convenientes para los involucrados y permitan que las transacciones no quebranten diversas normativas.

II. Arrendamientos

Los arrendamientos son casos similares a la compra o venta de bienes de valor.

Cuando se concreta la renta de un departamento u otro inmueble, es importante respaldar la negociación con un documento legal que establezca cláusulas de común acuerdo entre las partes involucradas.

III. Creación de una empresa

Si tienes algún ser querido que tenga anhelos de emprendimiento, al graduarte de Derecho podrás ayudarlo a que cree su propio negocio y lo registre de manera legal.

La creación de empresas debe ir acompañada de diferentes requisitos, entre ellos un documento o acta constitutiva que incluya las características del negocio, cláusulas y otras consideraciones que deben ser desarrolladas con la guía de abogados.

IV. Pagos de impuestos

Pagar impuestos resulta un proceso complicado para algunas personas y, por eso, necesitan de la asesoría de profesionales que conozcan las leyes tributarias.

Afortunadamente, al graduarte de Derecho tú podrás brindarles ese apoyo a personas cercanas.

7. Fortalece los derechos laborales

El empleo es una actividad importante para cualquier ser humano. A través del trabajo, entre otras cosas, se pueden generar los recursos necesarios para cubrir necesidades básicas, como la alimentación, por ejemplo.

Sin embargo, un puesto laboral debe poder ofrecer estabilidad y algunas condiciones para que los individuos puedan desarrollarse plenamente.

Dicho esto, los profesionales que se encargan de fortalecer los derechos laborales son valiosos para el mundo. Mientras mejores condiciones existan para los trabajadores, mayor será el bienestar de la humanidad, ya que la gran mayoría de las personas se sustentan por medio de un empleo.

Por eso, una forma de contribuir con el mundo luego de que te gradúes es desempeñándote en el área del Derecho enfocado al mundo laboral.

En esta rama, los profesionistas se encargan de velar porque el trabajo humano sea realizado de forma libre y a cambio de una remuneración que cumpla con los requisitos legales de una nación.

En el caso de México, el salario mínimo es de $88.36 diarios (alrededor de $2,686.14 al mes). Si una persona que trabaje a tiempo completo percibe un ingreso menor a este, es víctima de explotación laboral, algo que podrás defender si te dedicas a esta área.

Además, no sólo podrás prestar apoyo a trabajadores que no accedan a la totalidad de sus derechos, sino que como abogado del área laboral, también tendrás la posibilidad de trabajar en conjunto con empresas que estén comprometidas con brindarles buenas condiciones a sus empleados.

En este tipo de compañías, estarás a cargo a diseñar planes de contratación que incluyan diversos beneficios, tanto aquellos que están contemplados en la ley como los que formen parte de un valor agregado de la organización.

Si te llama la atención este campo de acción, debes prestarle una atención especial a la materia de Derecho Colectivo y Procesal del Trabajo.

En esta cátedra, aprenderás las diferentes leyes constitucionales acerca del trabajo y las regulaciones a las que se deben apegar los empleadores.

Además, conocerás las dependencias de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) que sirven como mediadoras y supervisoras de los dilemas y problemáticas relacionas al derecho laboral, como la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet), el Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (Fonacot) y la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje.

Incluso, este tipo de organismos serán una de las fuentes de empleo a las que podrás acceder luego de que te gradúes si decides estudiar la carrera de Derecho.

8. Realiza investigaciones

Un abogado es un profesional que tiene muchas destrezas, y una de ellas es la capacidad de realizar investigaciones precisas y certeras.

Gracias a esta carrera y, especialmente, a la materia de Metodología de la Investigación, te nutrirás de conocimientos, técnicas y prácticas efectivas a la hora de indagar sobre algo en específico.

Si te desempeñas como abogado investigador, podrás hacer grandes contribuciones para tu entorno, como identificar algún vacío legal dentro de una ley o descubrir indicios de que una sentencia sobre un determinado caso fue errónea.

En pocas palabras, tendrás la capacidad de contribuir a que se haga justicia y se mejoren los procesos que involucren a la ley.

Por supuesto, también podrás realizar investigaciones orientadas a mejorar los procesos de enseñanza y aprendizaje acerca del Derecho.

Cuando un abogado investigador hace hallazgos, existen muchos mecanismos e instancias legales que deben darle validez.

Por eso, se trata de un oficio que demanda mucha precisión y minuciosidad, ya que un simple error en la argumentación o la presentación el caso podría disminuir el impacto de un gran descubrimiento o interpretación.

Lo cierto es que, al igual que las 7 formas anteriores, realizar investigaciones de interés es otra muy buena manera de contribuir con el mundo por medio del Derecho.

Como ves, se trata de una carrera que tiene una influencia importante en la sociedad y en la historia. Debido a esto, es necesario que sus alumnos tengan vocación de servicio y un alto sentido ético y moral.

Sumado a esto, es indispensable que los aspirantes a abogado desarrollen habilidades para la lectura y hábitos de estudio, pues esta alternativa académica demanda del aprendizaje de teorías, leyes, normativas y regulaciones.

Si cumples con estas características y te apasionan las leyes, ¿qué esperas? ¡Estudia la licenciatura en Derecho!

Al obtener un título en una profesión tan valiosa como ésta, serás un gran motivo de orgullo para tu familia.

Además, ten presente que al estudiar una carrera podrás acceder a mejores oportunidades y tener una mayor remuneración por tu trabajo.

Si estás listo para tomar la decisión de cursar esta licenciatura o cualquier otra, leer el siguiente contenido te podría resultar de mucha ayuda para que comiences a prepararte:

Fuentes de información útiles para todo universitario

Estudiar en la universidad es una etapa demandante y, por eso, es importante contar con diferentes herramientas de apoyo, especialmente si cursas una carrera mientras trabajas o cumples con otras responsabilidades.

¿Te pareció interesante este artículo? Si luego de leerlo te surgió alguna inquietud acerca de la carrera de Derecho o quieres compartir tu opinión con el resto de la comunidad de nuestro blog, ¡no dudes en escribirnos en la casilla de comentarios!